Carcinomas basocelulares -
17377
post-template-default,single,single-post,postid-17377,single-format-standard,bridge-core-2.7.8,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-26.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive
 

Carcinomas basocelulares

Carcinomas basocelulares

Carcinomas basocelulares

Los carcinomas basocelulares son una clase de cáncer de piel, el cual tiene su origen en las células basales, que es un tipo de células que se localizan en la piel y que generan las células cutáneas nuevas en el momento en que las viejas van falleciendo.

Este problema suele surgir en la forma de un bulto levemente transparente en la piel, pero puede tener otras formas y aparecer con una frecuencia superior en aquellas áreas de la piel que se encuentran expuestas al sol de forma frecuente, como la cabeza y el cuello.

Se cree que gran cantidad de estos carcinomas se generan como resultado de la exposición prolongada a la radiación ultravioleta (UV) de la luz solar, por lo que se recomienda evadir la exposición al sol y emplear protector solar para proteger la piel de manera efectiva.

Síntomas de los carcinomas basocelulares

Los carcinomas basocelulares suelen aparecer de manera habitual en las áreas del cuerpo que se exponen al sol de forma habitual. Sobre todo en la cabeza y el cuello. Es poco frecuente que se presenten en las partes del cuerpo que se conservan protegidas del sol, como por ejemplo los genitales.

Puede verse como un cambio en la piel, surgiendo como un bulto o una llaga que no se cura y pueden verse como una protuberancia brillante y de color piel que no tiene color. Es decir, puede verse levemente por medio de su superficie.

Esta protuberancia puede tener un color blanco perlado o de color rosado en la piel blanca, ser de color marrón o negro brillante en las pieles morenas o negras, ya que se podrán notar los vasos sanguíneos pequeños, siendo difícil de detallar en la piel morena y negra.

Algunas de estas protuberancias pueden emitir sangre y formar una costra.

¿Cómo se generan los carcinomas basocelulares?

El carcinoma originado por las células basales suelen surgir en el momento en que una de las células basales de la piel origina una mutación en su ADN. Esto es debido a que estas células basales se ubican en la capa inferior de la epidermis, que es la más externa de la piel.

Las células basales pueden ocasionar nuevas células cutáneas y  mientras se generan nuevas células cutáneas. Éstas propulsan a las células envejecidas hacia la superficie de la piel, donde estas últimas mueren y se despegan.

El proceso de elaboración de nuevas células cutáneas es regulado por el ADN de una célula basal y este incluye el conocimiento de la célula acerca de qué debe hacer y cómo debe mutar. Por lo que la célula basal se multiplicará rápidamente y continuará creciendo cuando en realidad debería morir. La consecuencia es que las células anormales se acumulen para crear un tumor canceroso, en otras palabras, la lesión que surge en la piel.

Tratamientos

El tratamiento actual para los carcinomas basocelulares consiste en la eliminación con cirugía convencional o con cirugía de Mohs, que previene la extracción no necesaria de tejido saludable.

Existen especialistas que lo tratan con radioterapia, crioterapia con nitrógeno líquido, tratamiento tópico y terapia fotodinámica, que utiliza una crema fotosensibilizante para eliminar el tumor.

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies