La rinoplastia - Terrassa 1877. Información inmobiliaria
17273
post-template-default,single,single-post,postid-17273,single-format-standard,bridge-core-2.7.8,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-26.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive
 

La rinoplastia

La rinoplastia

La rinoplastia

La rinoplastia es una técnica realizada por un cirujano plástico para cambiar la forma de la nariz, tamaño, forma de la punta, ancho de los orificios nasales, desviación del tabique, el ángulo entre la nariz y el labio superior, entre otros problemas.

En ocasiones este procedimiento se realiza por razones estrictamente estéticas para mejorar el aspecto de la persona. Aunque existen pacientes que deben realizarla por razones médicas ya que tiene malformaciones de la nariz, que pueden ser congénitas o como resultado de traumatismos, haciendo difícil la respiración.

Es esencial que este procedimiento sea realizado por un cirujano plástico experimentado. Éste notificará al paciente cuáles serán los resultados de la intervención según sus necesidades y sus discernimientos estéticos, con la finalidad de precisar la forma final que tendrá la nariz.

Si el paciente es un adolescente, no se recomienda efectuarla intervención antes de los 16 años. También se debe contar con la seguridad de que no es una determinación acordada únicamente por los padres.

Realización de la rinoplastia

La duración de este procedimiento suele ser en promedio de unos ciento veinte minutos. Va a depender de la dificultad de la intervención, por lo que se necesita de un ingreso hospitalario y se realiza en un quirófano. Es necesaria la utilización de anestesia local y sedación o anestesia general.

La cirugía se comienza retirando la piel de la nariz del hueso y el cartílago que funciona como soporte y posteriormente estilizar según las peculiaridades de la morfología que se requiere. Finalmente se recoloca la piel y se efectúa la sutura.

Es habitual que esta intervención se ejecute con la realización de incisiones leves en el interior de las fosas nasales. Aunque existen casos en los que se requiere la práctica de una cirugía abierta alcanzando la columela.

Cuando se termina la rinoplastia se instala una escayola encima de la nariz y se colocan tapones en los dos orificios nasales con algodón para prevenir que se genere algún sangrado y afianzar el tabique nasal. Éstos se eliminarán uno o dos días después y el alta se dará al día siguiente de la intervención.

Post operatorio

Posterior a la cirugía aparecerán inflamaciones y hematomas causados por la operación. Normalmente surgirán entre el segundo y el tercer día, logrando su máximo y perturbando al entorno de los ojos, para ir disminuyendo después de dos semanas aproximadamente.

Existen casos en los que durante los primeros días se genera un sangrado ligero de nariz. Esto es más o menos normal y la escayola se retirará después de una o dos semanas. El paciente puede reintegrarse a sus actividades diarias después de dos días y volver al trabajo pasados siete días del procedimiento.

Es muy importante tener en cuenta algunas precauciones como por ejemplo:

  • No realizar ejercicio físico intenso durante tres semanas
  • Disminuir al máximo el peligro de sufrir algún golpe
  • No estar en contacto con el sol largos períodos de tiempo durante dos meses
  • Seguir todas las recomendaciones del cirujano
No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies