Queratosis actínica - Terrassa 1877. Información inmobiliaria
17361
post-template-default,single,single-post,postid-17361,single-format-standard,bridge-core-2.7.8,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-26.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive
 

Queratosis actínica

Queratosis actínica

Queratosis actínica

Una queratosis actínica es una mancha áspera y escamosa y que se presenta en la piel como resultado de años de exposición al sol. Puede surgir en la cara, los labios, las orejas, los antebrazos, el cuero cabelludo, el cuello o el dorso de las manos.

A esta problemática también se le conoce como queratosis solar. Se desarrolla y se genera de manera lenta. Es común que surja por primera vez en personas con edades superiores a los 40 años.

Es muy aconsejable reducir la exposición al sol y cuidar la piel de los rayos ultravioleta con la finalidad de prevenir su aparición. Ya que existe el peligro de que estas manchas se transformen en un tipo de cáncer de piel llamado carcinoma de células escamosas.

Queratosis Actínica

Las Queratosis Actínicas o queratosis solares son aquellas lesiones que suelen surgir en la piel como resultado de la exposición habitual o intensa a los rayos UV originarios del sol o de fuentes artificiales como las cabinas de bronceado.

Este tipo de manchas son una de las revelaciones habituales del foto envejecimiento cutáneo, por lo que suelen verse en las áreas que se han expuesto al sol como el rostro, las orejas, los labios, el cuello, los hombros, los antebrazos, el dorso de las manos, las piernas o el escote.

En ocasiones suelen aparecer en zonas del cuero cabelludo en las que ha surgido la alopecia y su aspecto puede variar, pudiendo notar que han aparecido pequeños parches de piel seca, con una textura áspera y rugosa al tacto, protegidos por escamas o costras.

Su tamaño también es variable ya que pueden iniciar como un simple punto y alanzar unos dos centímetros y medio de diámetro, a la vez que su color puede cambiar, pudiendo ser de una tonalidad rojiza, tostado, plateado, rosa, carne o con una mezcla de colores.

De la misma manera, puede verse como una mancha plana levemente elevada, como si fuera un cuerno o protuberancia en la capa superior de la piel.

Existen casos en los que se crea una superficie dura, muy parecida a una verruga, donde surja prurito, ardor y sangrado espontáneo, lo cual es muy raro que ocurra.

Síntomas de la queratosis actínica

Los síntomas de este tipo de queratosis pueden variar, siendo habitual la apariencia de mancha que al tocarla se sienta áspera, seca o escamosa, con un tamaño inferior a los 2,5 cm de diámetro.

Esta mancha usualmente es plana, en ocasiones puede encontrarse levemente elevada o con un bulto en la capa superior de la piel, pudiendo presentar una superficie dura muy parecida a la de una verruga con variedad de colores que van del rosa al marrón.

Puede presentar picazón, ardor, sangrado o costras y suelen aparecer en la cabeza, el cuello, las manos y los antebrazos

Causas de la queratosis actínica

La queratosis actínica se origina como resultado de la exposición frecuente o intensa a los rayos UV del sol o las camas solares, pudiendo aparecer con más frecuencia en las personas pelirrojo o rubias, así como en las que tienes ojos claros o de color azul.

Suele aparecer en las personas con  antecedentes de exposición solar intensa o quemaduras por el sol, en las que tienen pecas o sufren de quemaduras al exponerse a la luz del sol y en como hemos comentado con anterioridad en las personas mayores de 40 años.

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies